Los frutos de la reforma laboral son la temporalidad y la precariedad del empleo

02 Ago Los frutos de la reforma laboral son la temporalidad y la precariedad del empleo

Los datos de paro publicados hoy por los Servicios Públicos de Empleo, señalan que el paro registrado este mes se ha reducido en Castilla y León en 5.565 personas respecto a junio, lo que sitúa el número total de desempleado en 228.347, 11.853 más que hace un año. UGTCyL valora este descenso pero advierte de su carácter estacional al tiempo que subraya que en los últimos meses la bajada en el desempleo vienen acompañada de un fuerte deterioro de la calidad del empleo representada por un descenso de la contratación indefinida y un aumento injustificado desempleo a tiempo parcial, algo que confirma un más el fracaso de la reforma laboral. El sindicato insiste en exigir la retirada de esta reforma y la introducción de medias que apuestan claramente por la generación de un empleo de calidad.

Según los últimos datos publicados hoy por los Servicios Públicos de Empleo (SPE), el número de personas registradas como desempleadas se sitúa en el mes de julio en 228.347 personas, lo que supone un descenso respecto al mes anterior  de 5.565 personas. En el último año, el número de personas desempleadas se ha incrementado en 11.853 personas, lo que supone un incremento del 5,5% frente al 2,4% de media nacional.

Pese al descenso mensual, claramente estacional, Castilla y León es una de las regionales en las que más se incrementa el paro en el último año, ocupando el cuarto lugar tras Asturias, Aragón y País Vasco.

Otro mes más, la evolución del paro regional en el último año es claramente peor respecto a la media nacional. Siete de las nueva provincias castellano y leonesas (todas excepto Zamora y Ávila) están entre las viente de toda España en las que más ha subido el paro durante el último año; siendo León, Palencia y Segovia las que se encuentran entre las diez peores.

Respecto a la contratación, los datos acumulados de enero a julio no acaban de corregir la caída registrada a lo largo del año pasado (sólo crecen un 5% respecto al mismo período de 2012), confirmando la atonía registrada desde el verano de 2011 como consecuencia de la fuerte desaceleración económica. Hay que tener en cuenta que en 2012 la cifra de contratación nos retrotraía hasta el año 2002.

Por otro lado, la precariedad sigue manteniéndose muy elevada, de cada 10 contratos que se realizan, 9 con temporales. En el ultimo año la contratación indefinida en Castilla y León ha caído en un 58,08%.

No podemos olvidar que hay 106.189 castellanos y leoneses que no están percibiendo ningún tipo de prestación, el 46,5% de los desempleados de la Comunidad frente al 40,4% de media nacional, 6 puntos porcentuales menos en Castilla y León que en España

Por lo tanto, UGTCyL no cree que existe un cambio de tendencia en la economía cuando hay 11.853 parados más que hace un año.

Se confirma, un mes más, el fracaso de la reforma laboral aprobada en febrero del año pasado, por lo que desde el Sindicato sigue pidiendo su retirada y la introducción de medidas que claramente apuesten por la generación de un empleo de calidad.

De lo contrario, la persistencia de elevados niveles de desempleo, unido al continuado uso y abuso de la contratación temporal y a tiempo parcial, conducirán a un empleo precario que seguirá deteriorando las rentas de los ciudadanos e impedirá andar por el camino de la recuperación económica.

UGT exige al Gobierno a actuar con políticas económicas coherentes en las que prime el empleo y su calidad.

Noticias Relacionadas