No solo no hay brotes verdes sino que cae el empleo y aumentan los desempleados sin protección

05 Nov No solo no hay brotes verdes sino que cae el empleo y aumentan los desempleados sin protección

Los datos publicados hoy por los Servicios Públicos de Empleo indican que en este mes se han registrado como desempleados en Castilla y León 10.384 personas más que en el pasado mes de septiembre (+4,62%). En la comparación interanual, el incremento alcanza el 17,72%, o lo que es  lo mismo, 35.435 personas. Con estas cifras, el número de parados registrados es de 235.369 personas. Estos datos sitúan a la región como la de mayor incremento junto a Asturias y País Vasco.

El crecimiento del desempleo es mucho más intenso que en el conjunto de España al afectar a todos los grupos de edad, sexo, en todas las provincias y en todos los sectores. De hecho Palencia y Burgos son las dos provincias de toda España en las que más ha subido el paro durante el último año; León, Segovia, Soria y Valladolid se encuentran también entre las diez con mayor aumento del desempleo. Es decir, seis de las nueve provincias castellano y leonesas están entre las diez de toda España que las que más ha subido el paro interanual. Y las otras tres, Salamanca, Zamora y Ávila se encuentran por encima de la media nacional. Este perfil tan negativo de Castilla y León en el último año de la crisis se debe a que se está empezando ya a notar el impacto de los ajustes sobre el empleo público (sanidad, educación, servicios sociales,…) que, en nuestra región, tienen un peso mucho mayor que en el conjunto del país.

En cuanto a la contratación, en datos interanuales se han realizado, de enero a octubre, 42.282 contratos menos que en el mismo período de 2011, y sigue siendo excesivamente precaria al ser la contratación indefinida menor del 8%.
Por último, cerca de la mitad de los parados de Castilla y León (115.665) no reciben ningún tipo de prestación, es decir, el 49,1% de los desempleados de la región se encuentran desprotegidos, frente al 41,3% del resto de España.

La caída libre en las cifras de empleo no hace sino mostrar la ineficacia de las políticas econó0micas que supuestamente tratan de corregir la difícil situación de la economía. No se puede luchar contra el desempleo con políticas que sólo pretenden corregir los desequilibrios del déficit público, sin impulsar la actividad económica y la generación de expectativas positivas.

¿Dónde están los brotes verdes? ¿En la nueva disminución de la tasa de cobertura? Mes tras mes se reduce el número de trabajadores cubiertos por algún tipo de prestación por desempleo.

Lo que queda patente es la ineficacia de las políticas de recorte del gasto si no van acompañadas de estímulos al crecimiento y la creación de empleo.
No se puede, además, abandonar y excluir de la protección a los más desfavorecidos y con mayores dificultades para incorporarse al mercado de trabajo.

Desde UGT consideramos ineludible el cambio de objetivos de la política económica, recuperando el crecimiento y el empleo como ejes fundamentales, basados en una mayor cohesión e igualdad social.
No aceptamos que el desempleo, la rebaja salarial generalizada, el empobrecimiento masivo, la exclusión social o la eliminación de servicios públicos sea la única política posible frente a la crisis. No lo aceptamos los trabajadores españoles y tampoco lo hacen buena parte de los trabajadores de la Unión Europea que , el mismo día 14 de noviembre en que nosotros convocamos una huelga general, se movilizarán contra el retroceso histórico que los dirigentes políticos y las instituciones europeas parecen querer imponer en el continente

Noticias Relacionadas