Paro. 2019 constata la ralentización de la creación de empleo en Castilla y León

03 Ene Paro. 2019 constata la ralentización de la creación de empleo en Castilla y León

Los datos de paro publicados hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal, correspondientes al mes de diciembre, muestran en Castilla y León 139.874 personas registradas en el desempleo. 1.099 menos respecto a noviembre. En datos interanuales el paro ha descendido en 7.491 personas.

Afiliación a la Seguridad Social

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, hemos perdido en un mes 3.122 afiliados. Respecto al mismo dato de diciembre de 2018, hemos aumentado el número de afiliados en CyL en 8.924. Comparando estos datos con los nacionales, perdemos en un mes -0,34% frente a una subida nacional de 0,16%. En interanual el incremento en Castilla y León es del 0,97% frente al 2,02% de la media nacional. Es decir, la creación de empleo en nuestra Comunidad Autónoma sigue siendo muy lenta.

Esta lentitud la confirma el hecho de que después de 6 años de creación de empleo tengamos un total de 924.488 afiliados en situación de alta a la seguridad social frente a los 975.329 que teníamos en diciembre de 2007. Nos faltan 50.000 afiliados para recuperar los niveles de afiliación previos a la crisis. Por el contrario, a nivel nacional los afiliados en diciembre de 2019 son 19.408.538 frente a los 19.195.755 del mismo mes de 2007. Mientras que España ha recuperado niveles de afiliación previos a la crisis en Castilla y León seguimos sin recuperarlos.

Precariedad del empleo y del desempleo

Además de no recuperar los niveles de empleo anteriores a la crisis, el existente se caracteriza por una mayor precariedad. Según los datos publicados por el SEPE entre diciembre de 2018 y 2019 la contratación indefinida en Castilla y León ha sufrido un descenso del 12%, mientras que en la temporal ha experimentado un incremento del 10%. Esto explica que las cotizaciones sociales en nuestra Comunidad sigan creciendo mucho más lentamente que en el conjunto de España. Desde 2016 el incremento en cotizaciones sociales en Castilla y León ha sido del 13% frente al 19% de la media nacional.

La precariedad se extiende también al desempleo. 64.969 personas no perciben ningún tipo de prestación (46%).
Otro dato muy preocupante es que el paro se está convirtiendo en un problema crónico para muchos trabajadores. Según la última EPA, 34.900 personas llevan más de dos años en el paro.

Derogación de las reformas laborales y responsabilidad patronal

Ante esta situación, desde UGT Castilla y León consideramos imprescindible derogar las reformas laborales, fundamentalmente la de 2012 que desequilibró nuestro sistema de relaciones laborales en favor de las empresas, allanando así el camino al empleo inestable.

También reclamamos un ejercicio de responsabilidad a la patronal para que no solo se preocupe de sus intereses sino de los del conjunto de la sociedad. Es necesario poner coto a la contratación temporal y a tiempo parcial injustificadas porque nos lleva a un modelo de desarrollo absolutamente desequilibrado que impide la recuperación tanto de las familias como de la economía.

Empleo de calidad y salarios dignos

En definitiva, los objetivos deben ser:

  • Conseguir empleo de calidad.
  • Combatir el paro de larga duración y la precariedad laboral.
  • Seguir luchando por salarios dignos ya que son fuente de crecimiento.

Es prioritario aumentar las prestaciones por desempleo para alejar a las personas en desempleo de la pobreza y la exclusión social. Poner poner en marcha medidas con las que mejorar la empleabilidad. Conseguir la inserción permanente de los desempleados, en especial aquellos que presentan mayores dificultades para acceder al empleo.

Audio valoración de Raúl Santa Eufemia, secretario de Política Sindical, Industrial y Empleo de UGTCyL