UGT Castilla y León demanda políticas de recuperación de la economía y el empleo en un contexto de mayor cohesión social

02 Dic UGT Castilla y León demanda políticas de recuperación de la economía y el empleo en un contexto de mayor cohesión social

Datos nefastos para Castilla y León los relativos al paro del mes de noviembre con 3.634 parados más que en octubre. En datos interanuales contamos con 14.653 parados más que en noviembre de 2010. Nos situamos en 203.568 parados.

Los datos de contratación tampoco son positivos. Los contratos realizados en el mes de noviembre han sido 14.432 menos que en octubre y 6.208 menos que en noviembre de 2010.En datos interanuales se han realizado el 11,393% contratos menos que en noviembre de 2010, siendo mucho más acusado el descenso de la contratación indefinida (-29,01%) que la temporal (-9,55%).

Estas cifras muestran las graves dificultades de la economía y el empleo. Tras las reformas laborales ya realizadas durante el año pasado el nivel de empleo ha empeorado, porque no son las reformas laborales las que crean empleo. Por mucho que se pretenda facilitar la contratación, si no hay actividad económica que producir no habrá necesidad de contratar a los trabajadores. La clave pues no está en la normativa que facilita la contratación, sino en la estructura productiva, y en las condiciones económicas, tanto internas como externas.

Las políticas de ajuste presupuestario y de recortes por encima de cualquier otro objetivo no favorecen la mejora de la actividad económica, más bien al contrario.

Desde UGT Castilla y León, estamos convencidos de que recortar el gasto como forma de ajustar el presupuesto público sólo logra debilitar aún más la economía, dificultando con ello las posibilidades de recuperación del empleo y la mejora social que tanto necesitamos.

UGT propone centrar los objetivos políticos en la recuperación económica, del empleo y una mayor cohesión social, lo que permitirá también ajustar las cuentas públicas. Pretender cumplir los objetivos de recortar el déficit a través de reducción de gastos sin que se incrementen los ingresos (que no lo hará si no se recupera la economía y si no se lleva a cabo una reforma fiscal integral) solo nos llevarán a una espiral recesiva a la que parece que nos encaminamos.

Hay que recuperar la centralidad del empleo, y del empleo de calidad, sin olvidar la necesidad de proteger a los desempleados: la tasa de cobertura sigue descendiendo peligrosamente. La atención a los desempleados y la búsqueda de políticas que prioricen la actividad económica y el empleo son los verdaderos retos a los que debemos enfrentarnos

Noticias Relacionadas