UGT CyL denuncia que con la reforma laboral y las políticas de recorte cada vez vamos a peor

04 Jun UGT CyL denuncia que con la reforma laboral y las políticas de recorte cada vez vamos a peor

Malos datos para Castilla y León los relativos al paro del mes de mayo de 2012 con 34.314 parados más que en mayo de 2011, situándonos en los 229.353, lo que dibuja un panorama desolador. Con respecto al mes de abril el paro ha descendido en 1.891 personas.

Los datos de contratación tampoco son positivos ya que la contratación acumulada desde enero a mayo de 2012 (209.134) ha sido menor que la realizada en el mismo período del año anterior (237.373), sin embargo lo que no ha descendido ha sido la temporalidad, que sigue incrementándose frente a los contratos indefinidos.

El drama que supone estar sin trabajo, en Castilla y León es más acentuado para las 102.613 personas que no perciben ningún tipo de cobertura. El 44,75% de los castellanos y leoneses en el paro carecen de cobertura frente al 38% nacional.
El descenso del paro en mayo ha sido menor que la producida en mayo 2011 donde el descenso llegó a las 4.541 personas.

Los datos siguen confirmando, mes tras mes, las dificultades económicas y la errónea política que se está llevando a cabo para superarlas. Seguimos anclados en un modelo productivo que no permitirá salir de la crisis en mejores condiciones. Y las políticas que recortan inversiones en I+D+i y en educación no permitirán que se logre ese cambio de estructura tan necesario para apoyar la recuperación en sectores de mayor valor añadido, con mayores posibilidades de crecimiento equilibrado, sostenible y duradero, que sería la opción deseable para el futuro de nuestra economía.

Porque sin políticas que estimulen el crecimiento es imposible salir del agujero en el que cada vez nos hundimos más. No sólo son imprescindibles las medidas que resuelvan con contundencia las dudas generadas en nuestro sistema financiero y permitan estabilizar la fuerte desconfianza de los mercados financieros internacionales sobre nuestra economía, sino también, y sobre todo, medidas que impulsen un cambio del modelo productivo, que permita que la recuperación económica sea sólida y estable, basada en el conocimiento, la innovación y la creación de valor añadido, superando los problemas de competitividad de la economía española, apostando por una competencia basada en la calidad y no en la reducción de costes laborales, que empobrecen a la sociedad.

Si la política del gobierno, además de centrada en la reducción del déficit vía recorte y destrucción del Estado de Bienestar, no plantea más que medidas que se centran en la reducción de costes como forma de buscar mejoras competitivas, nuestra economía seguirá dependiendo de los sectores más estacionales, con mayor uso del factor trabajo y menor capital, en definitiva, seguiremos con el mismo modelo que ha hecho que nuestra caída en la recesión sea más prolongada que la de nuestros vecinos europeos.

Como ya denunciamos, la reforma laboral, con las mayores facilidades para el despido, unido al estancamiento de la actividad económica, conduce a un aumento de las solicitudes de prestación por desempleo, aunque la persistencia de la crisis y el elevado volumen de desempleados estén haciendo reducir la tasa de cobertura.

Por tanto, siguen siendo necesarias políticas que protejan a las personas y detengan el aumento de las que caen bajo el umbral de la pobreza, como están señalando los datos.

Desde UGTCyL se considera ineludible el cambio de objetivos de la política económica, recuperando el crecimiento y el empleo como ejes fundamentales, basados en una mayor cohesión social, lo que a su vez, permitirá también ajustar las cuentas públicas.

Noticias Relacionadas