UGT CyL: lo prioritario es el empleo y no la reducción del déficit

04 Oct UGT CyL: lo prioritario es el empleo y no la reducción del déficit

Pésimos datos para Castilla y León los relativos al paro del mes de septiembre con 7.256 parados más que en agosto, lo que supone un incremento del 3,93%, más alto que la media nacional en un 1,61%. En datos interanuales contamos con 8.456 parados más que en septiembre de 2010.
El incremento mensual se ha producido en todos los sectores productivos excepto en Agricultura, destacando el aumento en el sector servicios con 5.017 parados más.

Los datos de contratación tampoco son positivos
De los 70.054 contratos realizados en Castilla y León en el mes de septiembre, sólo un 6% han sido indefinidos, 4.240 frente ja los 65.804 contratos temporales. Tenemos más temporalidad que la media nacional, que se sitúa en el 92,4%, y menos contratación indefinida que en España (7,5).

Son los peores datos del paro de un mes de septiembre desde 1996.

En cuanto a las prestaciones, sólo el 56,31% de los desempleados tienen algún tipo de cobertura, frente al 65,88% de media nacional. Esto se traduce en que 83.737 ciudadanos de Castilla y León tienen que afrontar la crisis sin ningún tipo de prestaciones.

Con estos datos, UGT Castilla y León, pide a las Administraciones que actúen a través del PIE y del PREPARA para que ningún trabajador, ni sus familias, queden sin ingresos y en riesgo de exclusión social
Los datos confirman la dependencia de nuestra economía de sectores muy ligados a la estacionalidad que, al terminar la temporada destruyen el poco empleo creado.

Un mes más, los datos confirman que la política económica no es la adecuada para recuperar el crecimiento y, por tanto, la creación de empleo. Todo lo contrario porque las políticas de ajuste que tienen como objetivo recortar  los niveles de déficit están ahogando toda posibilidad de recuperación y profundizando aún más en la destrucción de empleo, que se sitúa en los mismos niveles que al inicio de la crisis en 2008.

El menoscabo del Estado de Bienestar que supone la priorización del déficit sobre el impulso de la actividad económica es cada vez más palpable.

Hay que devolver la prioridad de la recuperación económica y del empleo a la política económica, no la reducción del déficit como única salida posible a la recaída que nos acecha. Sin crecimiento no hay forma de reducir el déficit.

Las políticas económicas que necesitamos pasan por llevar a cabo definitivamente una reforma fiscal, por recuperar el crédito que permita a las empresas agilizar su actividad y reinvertir los beneficios en actividad productiva, para recuperar el crecimiento económico y la creación de empleo. Mientras no se recuperen los niveles de inversión productiva, ya sea pública o privada, no habrá posibilidad de generación de nuevo empleo.

 

Noticias Relacionadas