UGTCyL denuncia que la reforma laboral ha dualizado la sociedad castellano y leonesa

02 Dic UGTCyL denuncia que la reforma laboral ha dualizado la sociedad castellano y leonesa

El mes de noviembre finaliza con 202.036 parados registrados en Castilla y León, según los datos publicados por el Servicio Público de Empleo, 209 desempleados más que en octubre.

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, hemos perdido en el mes de noviembre 7.393 afiliados en Castilla y León.

Respecto a la contratación, sólo el 7,4% de los contratos realizados en lo que va de año en Castilla y León han sido indefinidos y de ellos el 4,7% lo han sido a tiempo completo.
El resto de los contratos, un total de 92,6%, han sido temporales y de ellos el 42,4% han tenido una duración inferior a un mes.

Esta precarización laboral en la Comunidad, mayor que en el conjunto de España, lo que está incrementado es una inseguridad laboral y unos sueldos de miseria,que inciden en la dualidad del mundo laboral y en conjunto de la sociedad, sumergiendo a una parte de la sociedad en la pobreza.

En relación a las prestaciones por desempleo, solo el 43,5% de los desempleados en Castilla y León son perceptores y dentro de éstos más de la mitad lo son vía subsidio, renta activa de inserción o programa de activación, lo que implica que la prestación media es cada vez menor y que el paro de muy larga duración alcanza a un número creciente de desempleados.

Para UGTCyL, dando por bueno el dato aportado desde la Junta de Castilla y León que indica que el PIB de nuestra Comunidad crece en un 3,4%, es el momento de luchar contra la dualización social que estamos padeciendo, haciéndolo a través de la potenciación de las políticas de empleo, tanto activas de empleabilidad como pasivas de complementariedad de prestaciones y subsidios por desempleo. Es necesario un mayor esfuerzo en el desarrollo de la Estrategia Integrada de Empleo, combatiendo el paro de larga duración y la precariedad laboral y creando empleos de calidad porque la temporalidad y la parcialidad contractual solo se traduce en salario misérrimos y en una dualidad laboral y social.

La nueva estrategia del gobierno que surja de las elecciones generales del próximo 20 de diciembre ha de afrontar un triple reto para los próximos años: inducir un crecimiento más equilibrado, sostenible e integrador, generar más y mejor empleo, de calidad y con derechos, y elevar el bienestar y la calidad de vida de todos, con especial atención a la corrección de las desigualdades de todo tipo y la superación de las bolsas de pobreza que la crisis y las políticas aplicadas han aumentado.