UGTCyL denuncia que los datos de empleo son los de 2004 y además mucho más precarios

02 Mar UGTCyL denuncia que los datos de empleo son los de 2004 y además mucho más precarios

1.708 parados menos que en el mes de enero, 22.087 parados menos que hace un año, sin embargo  en Castilla y León nos encontramos instalados desde hace cinco años en cifras superiores a los 200.000 parados, 201.206 en febrero, y en la precarización más absoluta. Esto es lo que se infiere de los datos publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

En Castilla y León tenemos una tasa de paro cerca del 18%, destacando la situación de Ávila, Salamanca, León y Zamora, muy por encima de la media regional.

Siguiendo la evolución de los afiliados a la Seguridad Social se puede observar que en el último año Castilla y León se encuentra entre las comunidades que menos empleo generan junto con Galicia, Asturias, Cantabria y Extremadura.

En el último año hay un descenso del número de parados en 22.087 mientras que el número de afiliados a la Seguridad Social ha sido de 17.522; esto sólo puede significar dos cosas, que los castellanos y leoneses se están marchando o que hay un elevado efecto desánimo que lleva a los trabajadores a borrarse de las listas del paro. Este hecho también se observa en las provincias anteriormente citadas: Ávila, León, Salamanca y Zamora.

En cuanto a la contratación se observa claramente el efecto de precarización que ha tenido la Reforma Laboral en los contratos que se realizan en nuestra Comunidad, doblemente precarios en cuanto a jornada y tiempo de duración.

Por último, seguimos insistiendo en que el número de parados de la región que no recibe ningún tipo de prestación sigue superando las 100.000 personas.

Es una evidencia que Castilla y León para recuperar los empleos que se han destruido va a necesitar más tiempo que otras comunidades, ya que tradicionalmente se ha requerido un mayor crecimiento en Castilla y León para conseguirlo, es decir, vamos a necesitar un crecimiento mas vigoroso no ya para llegar a los niveles de empleo similares a los de 2007 sino a los de 2010.
Estacionalidad y precariedad son las características del empleo que se crea, a lo que hay que añadir la precarización de la contratación indefinida desde la puesta en marcha de la reforma laboral. Se está expandiendo un trabajo indefinido precario, camuflado bajo el contrato de apoyo a emprendedores, que va desplazando tanto a la contratación indefinida ordinaria como a la contratación temporal tradicional, y que muestra rasgos de inestabilidad, bajos salarios y flexibilidad a favor de la empresa.

Para UGT Castilla y León es necesario y urgente reponer los derechos de los trabajadores y derogar en su totalidad la reforma laboral, que solo ha conseguido precarizar las condiciones laborales; potenciar las políticas activas de empleo; poner en marcha una política económica que apueste por los factores que permitan a una economía crecer a medio y largo plazo en innovación, formación y conocimiento, logrando aumentos de productividad y competitividad, y que generen empleos de calidad, salvando la estacionalidad, a la vez que reducen las desigualdades y la pobreza.