UGTCyL exige un compromiso por el empleo de calidad y contra la precariedad laboral persistente

02 Oct UGTCyL exige un compromiso por el empleo de calidad y contra la precariedad laboral persistente

Los datos del paro del mes de septiembre siguen indicando que creamos poco empleo y precario

Los datos del paro correspondientes al mes de septiembre, publicados por el SEPE, muestran 627 parados más respecto al mes anterior. Esto sitúa la cifra total de desempleados en Castilla y León en 132.594 personas.

Menor creación de empleo en Castilla y León

El sindicato destaca la menor capacidad de generación de empleo en Castilla y León. Según los datos de afiliación a la Seguridad Social, seguimos estando entre las comunidades autónomas que generan menos empleo. Tenemos una tasa anual sólo del 1,47%, la cuarta más baja de toda España junto con Asturias, Cantabria y Extremadura. La media nacional es del 2,44%.

Pese al crecimiento del empleo a nivel nacional, somos, junto con Asturias, la Comunidad que peor evolución del empleo ha tenido en los últimos ocho años. El crecimiento ha sido del 3,4% mientras que en el conjunto de país ha aumentado un 12,2%.

Contratación hiperprecarizada

En cuanto a la contratación, para UGTCyL sigue estando hiperprecarizada. Tenemos mayor temporalidad con trabajadores en continua rotación y mayor parcialidad, tanto en contratos indefinidos como temporales. Esto explicaría por qué la recaudación por cotizaciones sociales en Castilla y León sigue creciendo más lentamente que en el conjunto de España.

Prestaciones escasas y precarias

También hay que tener en cuenta que el 44,8% de las personas en desempleo no perciben ningún tipo de prestación. Uno de los porcentajes más altos por Comunidades y que supera, claramente, la media nacional situada en el 37,1%.

Respecto a los desempleados que perciben prestaciones en CyL son más los perceptores de renta activa de inserción o que se encuentran en programas de activación que los que cobren una prestación contributiva.

Esto demuestra que el paro se está convirtiendo en un problema crónico para muchos trabajadores. El paro de muy larga duración alcanza a un número muy elevado de parados. Según la segunda EPA de 2019 cerca de la mitad de los parados llevan más de un año; un 31% más de dos año; alrededor del 15% más de cuatro años.

Con estos datos, si volvieran a soplar malos vientos económicos, aunque no fueran de la crudeza de la crisis anterior, veríamos otra vez un repunte del paro y un descenso en la creación de empleo.

Perseguir la temporalidad y parcialidad injustificadas

Es necesario aumentar y mejorar las prestaciones por desempleo para alejar a las personas en desempleo de la pobreza y la exclusión social. Poner en marcha medidas que mejoren la empleabilidad y conseguir la inserción permanente de los desempleados, en especial aquellos que presentan mayores dificultades para acceder al empleo.

Para UGTCyL es urgente derogar la reforma laboral de 2012. Debe intensificarse la persecución a la contratación temporal y a tiempo parcial injustificada ya que están conduciendo tanto a la economía como a la sociedad hacia un modelo de desarrollo desequilibrado que impide la consolidación de la recuperación económica de las familias y de la economía en su conjunto.
Reclamamos urgentemente un cambio en las políticas económicas y sociales. Empleo de calidad, lucha contra el paro de larga duración y la precariedad laboral deben ser objetivos prioritarios de las políticas de empleo.

Raúl Santa Eufemia, secretario de Política Sindical, Industrial y Empleo de UGT Castilla y León